lunes, 1 de julio de 2013

El amor

“Entre los obstáculos del corazón hay un principio de alegría que me gustaría merecer…”
Dicen que “la victoria es de los perseverantes”, que hay que “luchar por lo que uno quiere”, ser fiel a uno mismo e ir con la verdad por delante. Tambien que hay que luchar para superar los miedos que nos paralizan y que cuando uno lucha por sus sueños no existe el miedo. Pero de todas ellas me quedo con “el que no arriesga no gana”, y a eso me dedico, para que pensar las cosas tanto, darle mil vueltas antes de hacerlas, para que negarse a lo que la vida le pone por delante, por que no dejamos a un lado la cobardia? Si no arriesgas directamente pierdes y de que sirve, un arañazo menos, un mal rato menos, eso es vivir? Yo prefiero arriesgar el “no” ya lo tengo y si pierdo algo aprenderé de eso para la próxima, pero y si gano? Pensar en el mañana en el futuro en que pasará no nos deja ser felices no nos deja disfrutar de lo que ahora tenemos solo nos hace vivir en un constante anhelo de conseguir algún dia lo que tanto queríamos, pero y ese día? Nos conformaremos o no podremos verlo al pensar ya en la próxima meta? En la vida hay que tener esperanza, valentía para poder vivirla sin preocupaciones, claro que a nadie le gusta que le hagan daño, los malos momentos, los bajones pero no sirve eso para valorar mas lo bueno? Si fuera todo perfecto en esta vida no pasaría a ser todo simplemente normal?
Y cuando no depende de nosotros, por ejemplo en una relación, empiezas conociendo a alguien y tienes que confiar, abrirte, contarle tus cosas, incluso aquellas que nadie sabe, y a que te arriesgas? A que salga mal, a semanas o meses perdidos al darte cuenta de que esa persona es estúpida, o que tiene un tic insoportable, o una risa que te taladra el cerebro, o que es demasiado optimista o feliz, que habla como de otra época…pero hasta ese momento en que ves que esa persona es para ti o que no es la adecuada, esos momentos de mil risas, de hacer el idiota o mas bien parecerlo, de llamadas interminables, de horas arreglándose o noches en vela, de verdad que esos momentos han sido una perdida de tiempo? 
Odio la gente que controla hasta su ultimo sentimiento, que pone la cabeza por delante del corazón,  no se dan cuenta de que en algún momento se arrepentirán y entonces que? Se creeran que esa persona seguirá esperándoles a que  ellos reaccionen o serán capaces de darse cuenta antes? Que tu futuro próximo dependa de otra persona es de los mas frustrante. Cuando tienes que darle muchas vueltas a algo, no es señal de que en realidad no lo quieres, no puede ser todo miedo en esta vida. Y el no creer, no confiar, es algo que le pasa a todos, y para eso hay dos soluciones a mi entender, la primera, darle un voto de confianza a esa persona y sus palabras y otra dejar que te las demuestre con hechos, pero para eso se necesita tiempo, no se puede esperar solo flechazos, enamoramientos en 2 días, eso si pasa es solo una vez en la vida, con el paso de los años aprendemos otro tipo de amor y ese es el más importante.
“Dicen que la vida es demasiado corta, sonriele con ternura a quien llora, ignora a quien te critica y se feliz con quien te importa.” Y que hacemos con los cabezones? Con esa gente que prefiere un prototipo antes de a esa persona que esta siempre apoyándole, o con esa otra que saca pegas a todo el mundo antes de reconocer lo que siente y dejar de hacerse los duros.

“hay momentos en los que la vida separa a determinadas personas solo para que entiendas lo importantes que son la una para la otra.” Antes creía que esto solo era tema de películas, gente que se encuentra meses incluso años después y siguen enamorados el uno del otro incluso mas que antes. Yo no necesito eso, creo que es el único tema en que realmente siempre lo tengo claro, aunque claro luego esta cuando decido pasar de tonterías y de repente aparece alguien que te pone la vida patas arriba. Reacciono rápido después de unos cuantos “mae mia” y “que fuerte” y decido, si es que no, no hago perder el tiempo a nadie y si es que si, pongo a esa persona delante de otras muchas cosas, dejo claro lo que hay al resto y que respeten mi decisión,  aunque a muchos pueda parecer una locura, hago cambios, planes y veo que es lo mejor. Y sobre todo dejo que esa persona entre del todo en mi vida, quizás con no mucho existo, visto lo visto. Y al final pienso, no puedo ser yo siempre quien tire del carro, quien ponga todo el optimismo, y apoye en los malos momentos, yo también los tengo, yo también me rallo como el que mas, pero sigo en pie por lo que quiero. En estos tiempos que corren necesitamos algo, necesitamos saber que hay alguien que nos quiere, ayuda y va a estar ahi en los peores momentos si lo permiten, o es que todo es vivir enchochado? No dicen para lo bueno y para lo malo? Que pasa es solo en el matrimonio? De verdad que nadie ha conocido a esa persona en uno de los peores momentos de su vida y fue después cuando vino todo lo demás. Hay un momento en que debemos madurar, crecer y ver que hay algo más, que debemos dejar las frivolidades a un lado y querer y amar de verdad, aunque nos de miedo, porque ese amor incondicional, esa confianza, complicidad al final, es lo que nos da fuerzas para seguir creyendo en que todo puede salir bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario