jueves, 12 de septiembre de 2013

Hola

Hola,
Hace tiempo que no escribo para contar mis paranoias, pero esta vez va a ser diferente.
Ya no estoy triste, no recuerdo mi última lágrima, no recuerdo noches en vela pensando por qué tenia tan mala suerte, por que me pasaba a mi
Ahora solo me preocupo de lo que tengo, tengo a mi familia, mis amigos que no son pocos si no suficientes, que están ahí días tras día, siempre y aun más cuando necesito un empujoncito.
Pero hay algo mas, una sorpresa, lo que piensas que nunca te pasara, o que no ocurrirá en este momento, casualidades de la vida, decides dejar todo, preocuparte de ti misma y de nada más, dejar que las cosas pases en su debido tiempo y justo entonces ahí aparece una ilusión, horas que pasan volando, noches mirando el techo de los nervios y risas tontas. No espero nada de nada ni de nadie pero pienso aprovechar el momento. Algo bueno he debido hacer al final cuando tengo este poquito de suerte.

Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario